lunes, octubre 19, 2015

La lógica prevalece

En mi salto de publicista a marketero recuerdo haber adquirido la primera gran frase que mi gurú hizo que se me clavara como una de las grandes reglas de mi profesión: "La mercadotecnia no es otra cosa que aplicar la lógica, el sentido común".
Hoy que he ido transformándome nuevamente, de marketero tradicional a digital, me doy cuenta que ese principio prevalece en este nuevo entorno. Mucho oigo hablar de planear con respecto a los resultados que arroja la big data y creo que el principio vuelve a ser una cuerda que tarde o temprano ahorcará a los estrategas que no dan paso sin revisar lo que los números dicen.
No estoy diciendo que la información no sea importante, pero creo fervientemente que hay que darle su justa dimensión.  Los datos sirven para apoyar la toma de decisiones pero la estrategia surge más de un sentido común que de un frío dato numérico.
Los marketeros de la big data se siguen enfoncando en estrategias que aporten el mayor número de impresiones, acciones o leads; el mejor enfoque del ROI, pero pocos entienden que estas estrategias vuelven a presentar un marketing intrusivo que lleva al hastío al consumidor,  quien busca nuevas formas de evitarnos.
¿Qué hacer? ¡Vuelve a lo básico!  ¡No olvides que aún siendo un usuario digital no deja de ser un humano¡ ¡Trátalo como tal y no como un número!